Review Hotel Four Points by Sheraton Santiago

Ubicado en el corazón de Providencia, y a pasos de la estación de Metro Los Leones, si buscas un lugar acogedor para hacer una pausa en la rutina santiaguina, o porque vienes desde regiones o el extranjero a pasar unos días en la capital, el hotel Four Points by Sheraton Santiago es la opción perfecta.

Tuve la fortuna de poder pasar 24 horas dejándome querer en este hotel, con todos los servicios incluidos (¡y más!) y debo decir que desde ahora entra a mi top 5 de recomendados para quienes buscan un lugar donde hospedarse en Santiago. Sigue leyendo y sabrás por qué.

Llegué al hotel a mitad de la tarde junto a mi amiga Nikki, con el fin de escapar de la rutina en la que estábamos sumergidas tras tantos meses en «modo pandemia». Ya con el hecho de hacer teletrabajo en otro espacio, comer fuera de tu casa y dormir en otra cama, tu mente logra cambiar de aire y puedes «viajar» de cierta manera, aunque sea en tu propia ciudad.

Ya entrando nos dimos cuenta que se venían cosas buenas, porque el hotel tiene una buena vibra con sus espacios modernos y la atención personalizada que se siente desde que haces el check-in. De hecho, lo primero que nos sorprendió fue que nos estaban esperando con una clase de yoga personalizada en la habitación. ¡Perfecto para desconectarnos; justo lo que buscábamos!

El hotel cuenta con 127 habitaciones recientemente renovadas, una piscina en la azotea con vista al Cerro San Cristóbal y a la Gran Torre Santiago, el restaurante Buganvilia, diferentes zonas de descanso (cafetería, pequeña biblioteca, bar) estacionamiento y la nueva terraza Beer Garden, lugar al que fuimos tras nuestra sesión de yoga, luego de reponernos y conocer los espacios del hotel.

Ahí mismo en la vereda de la calle Santa Magdalena, el hotel se instaló con mesas, quitasoles, luces y música, para recibir a todos quienes buscan compartir una tarde con cócteles y comida rica. Atienden desde la hora de almuerzo hasta el cierre forzado por el toque de queda. Puedes pedir un plato de la carta del Restaurante Buganvilia, o dejarte sorprender por sus ricas hamburguesas (obvio mi opción fue la hamburguesa de 3 quesos que recomiendo a ojos cerrados).

Con Nikki prometimos volver y llevar a nuestras amigas, porque de verdad lo pasamos bien, nos atendieron bien y comimos más que bien.

Cuando tuvimos que volver a la habitación porque la terraza tuvo que cerrar por el toque de queda, creímos que ya se nos había acabado la diversión. Pero la sorpresa que nos tenía el Four Points Santiago hizo que la noche se extendiera y terminamos «carreteando» en la habitación.

Una bandeja con un picoteo de frutos secos y todos los ingredientes para preparar nuestro propio Manhattan le dio a la noche una mezcla perfecta de sofisticación y entretención para sentir que estábamos de vacaciones. Sin duda, fue una experiencia nueva para mí, porque nunca me había visto en pijama, tomándome un cóctel en la cama preparado por mí y escuchando a Daddy Yankee en la televisión (claro, es que tuvimos que ambientar, jajaja).

Luego de una noche reponedora y un desayuno A OTRO NIVEL (¿vieron la foto del comienzo? un 10 de 10) tuvimos que volver a la realidad y ponernos a trabajar (porque las cuentas no se pagan solas, no). Ambas tenemos el privilegio de poder hacer teletrabajo mientras dura la pandemia, así que llevamos nuestros computadores y aprovechamos el servicio de Room Office que ofrece el Four Points. El hotel ha equipado todas sus habitaciones para que puedas trabajar con wifi, espaciosos escritorios, desayuno americano y box lunch en horario de 7:00 a 19:00 hrs.

Ya llegada la hora de almuerzo pedimos servicio a la habitación para poder comer tranquilas mientras seguíamos trabajando y haciendo las maletas para partir. Nikki pidió una carne al vino tinto que estaba en su punto, y yo una paella que me dejó con ganas de más. Cerramos con un tecito como las abuelitas, porque si algo que hicimos bien en nuestras 24 horas de estadía fue COMER.

Antes de terminar, les cuento que en el hotel se están siguiendo estrictamente todos los protocolos de higiene y distanciamiento de prevención de contagio ante covid-19 dispuestos por la autoridad sanitaria, para así poder recibir a sus pasajeros en un ambiente seguro. No está demás mencionarlo, porque esto es un aspecto clave a la hora de tomar una decisión de alojamiento cuando viajas en modo pandemia.

Y eso, viajantes. Si tienen alguna pregunta no duden en dejarla en los comentarios. También pueden ir a darse una vuelta a las historias destacadas de mi cuenta de Instagram, donde subí toda la experiencia y donde podrán ver cuáles fueron las otras sorpresas con las que me esperaban y que me hicieron sentir como una reina.

Más información: www.marriott.com/sclfp
Dirección: Santa Magdalena No. 111, Santiago.
Teléfono: +56 2 2750 0300 – +56 2 2756 4600

¡Comparador de precios de Seguros de Viajes!

Si quieres decir algo, hazlo aquí:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Licencia Creative Commons
Viajando Lento por Nicole Etchart Opitz se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.