Experiencia Mattarello

La experiencia en Mattarello

Un viaje a Italia a través de los sabores

El martes 13 de febrero, como previa al día del amor, nos invitaron a un grupo de medios a conocer y probar la carta de un nuevo restaurante en la comuna de La Reina. Se trata de Mattarello, la primera trattoria de la zona, que además es de los mismos dueños que la maravillosa Fuente Reina. Yo que soy fan de esta última, noté la mano al instante, y me encantó. Se notó en los sabores, en la calidad de los productos y en la abundancia de los platos. Debo decir que me sorprendió y me enamoró. Fue una viaje a Italia como de tres horas.

Esta vez me acompañó Andrea Mujica, quien escribe en WhereSheGoes.Today  y que también es parte de AChileTB (la asociación de travel bloggers de Chile) ¡Pasen a visitarla!

mattarello

Clásica pizza margarita, con sólo 90 segundos en horno

Nos recibió Patricio Sotomayor (el notero de televisión que actualmente se está candidateando a rey del Festival de Viña -nos lo dejó súper claro, jaja-) quien, como encargado de marketing del lugar, nos fue guiando en la degustación de la carta. Junto a él, la chef nos iba explicando el proceso de cada plato, la procedencia de los ingredientes (la gran mayoría importados desde la mismísima Italia), los detalles de cada preparación.

Incluso tuvimos palabras del dueño y la administradora, quienes destacaron el concepto familiar del local. Y es que tiene un patio de juegos que van desde los comunes columpios, hasta un muro de escalada y un mini canopy. Estos últimos, los usan sólo los fines de semana, cuando hay una monitora que cuida a los niños y ayuda a que los padres coman tranquilos.

mattarello

Fetuccini fresco, con setas y espárragos, y aceite de trufa y no sé qué más.

La travesía por la carta fue maravillosa. Probamos tres pizzas, tres picoteos y cuatro pastas frescas, para cerrar con un gelato italiano preparado también ahí en el local. De las pizzas, mi favorita fue la de champiñones con jamón. De los picoteos, las papas con salsa ácida y albóndigas. Y en las pastas no puedo decidirme entre los ghocchis de queso azul con salsa de pera caramelizada, o los fetuccinis con setas y espárragos. Acompañamos todo con limonada y cerveza y vino italianos importados. También nos ofrecieron pisco sour de aperitivo y café de bajativo, pero yo no probé ninguno de estos dos.

El dato es que en la semana ofrecen un menú a 5.500 pesos con entrada, fondo, postre, bebida y café.

Sin duda, es un lugar que hay que conocer. La atención es buena, el ambiente es rico (tienen una terraza grande donde al fondo están los juegos para los niños), y los platos valen lo que son.
¡Gracias Mattarello por la invitación!

mattarello

Ayúdame compartiéndolo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Si quieres decir algo, hazlo aquí:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Licencia Creative Commons
Viajando Lento por Nicole Etchart Opitz se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.