¿Qué es Royal Holiday?

¿Qué es Royal Holiday?

Este es el primer texto de una trilogía que preparé acerca de mi viaje por el Caribe mexicano gracias a la invitación de Royal Holiday. Si van a este link podrán leer la introducción que contextualiza todo el viaje. Y si van a este o a este otro, podrán leer mis ideas y datos viajeros de Cancún, Playa del Carmen y Cozumel.

A ver, ¿cómo empiezo? Royal Holiday es un club vacacional, y ser parte de este club vacacional es como tener una membresía para irte de vacaciones.

royal holiday

Aquí les explico: pagas un monto anual que te permite ser parte del club. Ese monto te otorga una cantidad de puntos y esos puntos los puedes canjear por estadías en los más de 200 destinos que ofrece el club. Lógicamente, algunos destinos requerirán más puntos que otros (debido al lugar geográfico, la fecha en que quieras viajar o la demanda, por ejemplo). Entonces tú, anualmente, puedes administrar tus puntos para tomarte, por ejemplo, dos semanas de vacaciones en un hotel cinco estrellas en Europa, o una semana en México y otra en Chile, o todo lo que tus puntos te permitan de forma anual. En esta membresía por supuesto puedes incluir a tu familia o tu pareja. Lo importante, es que con este método gastas mucho menos de lo que gastarías si tomaras los viajes por tu propia cuenta.



Royal Holiday actualmente es el club vacacional líder en el sector turístico en América Latina. Cuenta con más de 30 años de experiencia y, como les contaba, con ellos puedes acceder a más de 200 destinos y más de 3000 salidas de cruceros. Son tan grandes, que tienen más de 100.000 socios en el mundo y están presentes en 52 países. La gran mayoría de sus socios son estadounidenses, mexicanos y sudamericanos (en ese orden). Respecto a los destinos, tienen más de 75 opciones en Norteamérica, más de 40 en el Caribe y Sudamérica, y los otros están en Europa y el resto del mundo. Tienen alianzas con marcas tan potentes como Marriott, Hilton, Princess, Othon, entre otros. Por su parte, para las salidas de cruceros trabajan con las mejores navieras del mundo (entre ellas Carnival, Royal Caribbean y Princess Cruises).

royal holiday

Foto de Jorge Sánchez

Ah, bueno, pero Royal Holiday también tiene una cadena de hoteles. ¡Claro! La división hotelera lleva el nombre de Park Royal Hotels & Resorts. En México cuentan con diez hoteles, y además tienen uno en Puerto Rico, uno en Argentina y uno recién inaugurado en Miami. De estos, y gracias a este viaje de prensa, pude conocer y hospedarme en los dos que hay en Cancún y en el de Cozumel, todos con plan All Inclusive. Los dos más grandes de la cadena son el Grand Park Royal Cancún Caribe con 344 habitaciones y el Grand Park Royal Cozumel con 348. Por su parte, el Park Royal Cancún tiene 290 habitaciones. Para los latinoamericanos que están leyendo esto (la mayoría chilenos y argentinos -los tengo identificados, jaja-) les cuento que el Park Royal Buenos Aires cuenta con 57 habitaciones y el Park Royal Miami Beach con 42, ambos en Plan Europeo.

¿Algo más? Sí, Fundación Royal Holiday




Aparte del club vacacional y la división hotelera, Royal Holiday cuenta con una fundación desde el año 2015, en la que promueven el programa “Vacaciones para Todos”. Aquí buscan que personas en condiciones desfavorables disfruten el derecho al descanso y al esparcimiento a través de las vacaciones, apuntando a generar un cambio positivo en niños y adultos. A través de esta fundación, en tres años ya han viajado 1.770 personas y la meta al año 2019 es beneficiar a más de seis mil.

De acuerdo a lo que nos contaba Gaby, nuestra guía en el viaje y gerente de marketing a socios de Royal Holiday, la mayoría de los que aportan a la fundación son los mismos trabajadores de los hoteles, además de los socios. Todo esto como parte del proyecto de responsabilidad social empresarial de la marca.

royal holiday

Vista desde mi habitación en el Park Royal Cancún

¿Y a ti, Nico, sinceramente, te gustaron sus hoteles?

Bueno, este es el momento en que les relato mi historia. Dentro del viaje de prensa, y como les conté más arriba, tuvimos la fortuna de visitar los dos hoteles de Cancún (el Gran Park Royal Cancún Caribe y el Park Royal Cancún), el de Playa del Carmen (una alianza con el Grand Riviera Princess) y el de Cozumel (el Grand Park Royal Cozumel). Terminaré esta entrada describiendo -un poco- cada uno de los hoteles desde mi punto de vista. Para más detalles, recuerden que tengo dos entradas más que hablan de mi experiencia completa en 1. Cancún y 2. Playa del Carmen y Cozumel. Pronto estarán publicadas 😉

Como disclaimer, tengo que confesarles que es primera vez que puedo acceder a un viaje de este estilo, hospedándome en hoteles cinco estrellas con servicio todo incluido. Por lo mismo, quizás mis opiniones podrían ser más entusiastas que lo normal, considerando que no tengo puntos de comparación.



1. Grand Park Royal Cancún Caribe

De la cadena, este es el hotel más grande y con mayor variedad de espacios, restaurantes y actividades. Con acceso directo a la playa y vistas preciosas. La mayoría de los espacios son familiares (las habitaciones también) pero tienen un edificio exclusivo para adultos. Cuenta con cinco restaurantes y varios bares y cafés. En la próxima entrada les contaré sobre la experiencia con la cena Tepanyaki (en la foto).

royal holiday

Foto de Jorge Sánchez

2. Park Royal Cancún

A diferencia de los otros hoteles, este es 4 estrellas y se nota. Por ejemplo, una noche con el grupo de periodistas quisimos pedir servicio a la habitación y ahí nos dimos cuenta que no tenían. Nada grave en todo caso, pero como veníamos acostumbrados a los otros tres hoteles, nos “dolió” un poco no poder acceder a esta comodidad. Es un hotel mucho más familiar y con menos opciones que el anterior. Por ejemplo, sólo tiene dos restaurantes. Lo que sí me llamó la atención y que me gustó mucho, es que dentro del mismo hotel hay una ruina maya que se mantiene intacta.

royal holiday

3. Grand Riviera Princess (Playa del Carmen)

Según mi parecer, el mejor de los cuarto. Es un hotel enorme (que en verdad son dos hoteles juntos) donde la caminata desde mi habitación hasta el lobby demoraba 10 minutos. Lleno de vegetación e incluso animales libres. Tiene 12 piscinas, 7 restaurantes y 9 bares… ¡una locura! Por lo mismo, tiene opciones para todos los gustos. Hay espacios exclusivos para niños y otros exclusivos para adultos. Para salir a la playa hay que caminar un poco pero vale la pena. De todas formas, si no te gusta caminar, tiene carritos que recorren el hotel y te trasladan a donde quieras. En la última entrada de esta trilogía les contaré más detalles de esta maravilla de hotel.

royal holiday

4. Grand Park Royal Cozumel

Aunque es más pequeño (en espacio) que los otros tres hoteles anteriores, la capacidad de este es muy amplia porque son dos edificios de 9 pisos cada uno (y ahí entran las casi trescientas habitaciones que tienen). Me gustó que una de sus piscinas tuviera vista al mar y a la zona donde embarcan los cruceros, y entonces puedes ver el atardecer desde ahí tomándote una piña colada, jaja. Lo rico de este hotel es la onda maya que mantiene, gracias a la tremenda palapa (el techo de palma que se ve en la foto) que cubre el lobby del lugar.

royal holiday

Eso es todo, pues. El resto de los detalles se vienen en las próximas dos entradas de esta trilogía. (Acá la de Cancún) ¿Aclararon sus dudas? Si tienen más consultas, no duden en escribirme y conversemos. Me pueden dejar un comentario aquí abajo o escribirme mediante el formulario de contacto que encuentran en el menú. ¡Conversemos!

Saludos, viajantes.

Ayúdame compartiéndolo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Comments (2)
  1. Constanza agosto 15, 2018
    • La Nico agosto 20, 2018

Si quieres decir algo, hazlo aquí:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Licencia Creative Commons
Viajando Lento por Nicole Etchart Opitz se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.